Etiquetas:
El Juvenil del Valencia se llevó una goleada de su visita a Machester. Los jóvenes diablos rojos pasaron por encima en todos los aspectos a un equipo, el valencianista, muy mermado por las bajas en puestos importantes.

El equipo inglés, reforzado con hasta siete jugadores de su filial -Sub 23-, demostró un mayor poso competitivo y la capacidad de estar cómodos en todos los contextos, proponiendo o a la contra, se pudo ver a un Manchester más hecho, que no apenas sufría y con las ideas más claras.

La ausencia de jugadores tan importantes como Guillem Molina, Pascu o Kangin Lee marcó la primera diferencia importante. Mista tuvo que alinear a un doble pivote más inexperto -Óscar Poveda y Carlos Pérez- que perdió desde el primer momento la batalla con jugadores que ya entran en la dinámica de entrenamientos de José Mourinho como Angel Gomes o Garner.

La baja del surcoreano obligó a ubicar a Ricardo Campos en la posición de ’10’. El portugués es un jugador con una potente conducción y una buena arrancada, pero no te ofrece la presencia entre líneas de Kangin ni su capacidad generadora de fútbol. Sin el asiático, el equipo perdió peso en tres cuartos y esto condujo a un juego más espeso. La distancia entre los centrocampistas y la delantera se convirtió en una brecha insalvable que cortocircuitó por completo la producción de fútbol ofensivo.

El Valencia no encontró, en síntesis, las vías para hacerle daño al equipo dirigido por Nicky Butt, mítico integrante de la clase del 92 de Sir Álex Ferguson.

Nunca se bajó los brazos, pero faltó fútbol

Los pupilos de Mista trataron de tirar de casta durante todo el encuentro, pero se veían superados por un equipo física y tácticamente más cuajado. En la segunda parte, el equipo elevó las líneas para buscar sacar algo positivo del encuentro, pero futbolistas de la velocidad de Tahith Chong aprovecharon ese espacio para hacer estragos a la contra.

Tanto el ’11’ del United como Angel Gomes o Ethan Laird no parecen estar muy lejos del fútbol de élite y lo demostraron con una supremacía física y técnica pasmosa. Las bajas no ayudaron para nada al Valencia, pero lo cierto es que ayer se topó con un equipo lleno de estrellas emergentes.

Compartir

Esta página web usa cookies. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cerrar