Daniel Wass se ha convertido en el tercer fichaje valencianista de este verano tras Uros Racic y Mouctar Diakhaby. El centrocampista danés ha generado consenso entre la afición, pues reúne una serie de requisitos importantes para construir un Valencia que dé la talla en las tres competiciones

Tras tres temporadas en el Celta de Vigo y 103 partidos en La Liga a sus espaldas, se puede decir que el futbolista nórdico llega en su máximo nivel de madurez futbolística y puede aportar la experiencia necesaria a un grupo bastante joven. Con el paso de las campañas, su nivel ha ido in crescendo hasta convertirse en un centrocampista de referencia en el fútbol español.

La experiencia y la madurez tienen su máximo exponente en su exitosa adaptación a diferentes demarcaciones. Llegó a España siendo un futbolista con poco temple –traducida en una menor eficacia en el pase y errores en la toma de decisiones- y mucha electricidad, más acostumbrado al desborde que a la construcción.

Sin dejar de ser un futbolista transgresor con la pelota al que le gusta intentar cosas, Daniel Wass ha experimentado una transición hacia un perfil más fino, con un mayor dominio de los tiempos y que interpreta el juego mucho mejor. En el Évian ya experimentó la mediapunta, pero ha sido en el Celta dónde ha completado la transición al centro del campo.

Wass se encuentra en su momento de mayor madurez y puede aportar experiencia a un grupo joven

Un jugador multiusos

Su contratación representa un gran abanico de posibilidades para Marcelino. Para empezar, puede ser ese futbolista que dé descanso a Dani Parejo. Si bien es cierto, el danés es otro perfil de centrocampista. El de Coslada es un jugador más preciso y pausado, con mayor capacidad de mando en la medular.

Por su parte, Wass no se especializa en dar esa salida limpia al cuero, no es un jugador que se incruste entre centrales para sacarla, sino que le gusta más llegar al área rival, lo que se conoce como un ‘box to box’. En el club vigués ha jugado en el centro del campo en el 4-3-3 como interior derecho, liberado de la tarea de dar ese primer pase y especializado en imprimir velocidad al juego ofensivo en campo rival, haciendo estragos entre líneas y dando pases clave. Filtrar balones al área en posición ventajosa para el delantero es su principal argumento en ataque. Esta campaña ha firmado 9 asistencias.

Wass pugna con su nuevo compañero de equipo, Kondogbia – El Correo Gallego 

Esa diferencia estilística con respecto al capitán no supone un problema de cara a ocupar dicha parcela, pues la capacidad de Kondogbia para sacar el balón le permite partir unos metros más adelante en la salida del esférico: recibir el primer envío por parte del francés y dinamizar el juego a partir de campo contrario. El estilo de Marcelino no demanda un organizador especializado en el juego horizontal, sino alguien capacitado para verticalizar el juego.

Puede suplir a Dani Parejo, aunque no es el mismo perfil de centrocampista. Se siente más cómodo en campo contrario que iniciando jugada desde atrás. En el Celta ha sido interior en 4-3-3

Mis posiciones preferidas son mediocentro o banda, para mí lo más importante es ayudar al equipo, como lateral, mediocentro o por la banda

Wass en su presentación como nuevo jugador del Valencia

Por otro lado, cuando el conjunto celeste ha formado con un 4-4-2, esquema del Valencia, la posición natural de Wass ha sido la banda derecha. No actuando como un extremo al uso –como Guedes o Pione Sisto-, sino más parecido a lo que Marcelino busca en Carlos Soler. Una vía de salida por fuera y constante superioridad en la zona ancha. En el partido contra el Valencia se las vio con Lato, al que puso en apuros por su potencia en la zancada y en el juego aéreo.

Por otro lado, cuando el conjunto celeste ha formado con un 4-4-2, esquema del Valencia, la posición natural de Wass ha sido la banda derecha. No actuando como un extremo al uso –como Guedes o Pione Sisto-, sino más parecido a lo que Marcelino busca en Carlos Soler. Una vía de salida por fuera y constante superioridad en la zona ancha. En el partido contra el Valencia se las vio con Lato, al que puso en apuros por su potencia en la zancada y en el juego aéreo.

También conoce otras demarcaciones como el lateral diestro, aunque suele actuar ahí en caso de urgencia, es una variante interesante debido a que puede haber sanciones o lesiones a lo largo del campeonato. Su perfil multiusos le hará importante a lo largo de la campaña, pues para resistir una temporada tan larga y exigente, Marcelino necesita hombres capaces de rendir a gran nivel en diferentes demarcaciones y que puedan facilitar la rotación para llegar enteros hasta final de temporada.

«Marcelino ya sabe que juego en varias posiciones»

«Vengo para jugar y ayudar a mis compañeros en una temporada difícil con tres competiciones»

Ambición por jugar Champions

“Es un sueño para mí poder jugar la Champions, el Valencia CF tiene un buen equipo y espero un gran año”

Esta página web usa cookies. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cerrar