El Valencia C.F. recibe este próximo miércoles en Mestalla al Chelsea de Frank Lampard, en un cruce decisivo para las aspiraciones de ambos de clasificarse a los octavos de final de la Champions League. El grupo H está más al rojo vivo que nunca, ya que tanto Valencia, Chelsea como Ajax están empatados a siete puntos. Si el conjunto ché consigue el triunfo frente a los blues, estaría clasificado matemáticamente para la siguiente ronda. Esto no supondría solo un logro deportivo importante, sino también una inyección económica fundamental (12 mill. €) para las arcas valencianistas maltrechas.

 

El equipo londinense llega al partido en un momento de forma espectacular. Tras un inicio de temporada dubitativo, el técnico inglés ha conseguido engranar todas las piezas de la maquinaria y el Chelsea ha lavado su imagen tanto en juego como en números. Esto se traduce en seis victorias consecutivas en Premier League hasta el sábado pasado, donde cayó plantando cara al Manchester City en el Etihad.

Pese a la marcha este verano de su gran estrella, Eden Hazard, y la imposibilidad de fichar por la sanción de la FIFA, el equipo se ha recompuesto y ha formado un bloque sólido a partir de jugadores jóvenes que el conjunto londinense tenía cedidos en clubes de menor prestigio.

 

Verticalidad en estado puro

Una de las señas de identidad que ha implantado Lampard en el nuevo Chelsea es la verticalidad y la alegría con la que juegan. El arma más peligrosa de los blues son las transiciones rápidas que elaboran tras robo, ya que están comandadas por jugadores velocísimos como William, Mount, Pulisic e incluso Kovacic. Los tres medias puntas más el centrocampista salen disparados como flechas al contragolpe, mientras que Tammy Abraham espera arriba para finalizar la jugada.

Este estilo de juego tan ofensivo y sin complejos no solo es una delicia para el espectador, sino que realmente es efectivo. En sus seis compromisos como visitantes en Premier League, el conjunto londinense ha marcado 19 goles, lo que supone una media de tres goles por partido. Eso sí, la excesiva vocación ofensiva  y la presión alta en campo rival pueden generar espacios adicionales en defensa y es cierto que el Chelsea lleva encajados 19 goles hasta la fecha, cifra considerable en comparación con los demás equipos de la zona noble.

 

Los chicos de Frankie

La llegada de Frank Lampard al banquillo blue ha traído consigo una serie de cambios y uno de los más destacados es la confianza que ha depositado en las jóvenes promesas del club. Empezando por la defensa, Tomori se ha convertido en el líder de la zaga. El técnico ya apostó por él el pasado año en el Derby Country, donde estaba cedido, y junto a Zouma forman una pareja rápida al corte y poderosa en el juego aéreo. Asimismo, Mount es un caso parecido. El joven talento inglés deslumbró en la Championship con el Derby la temporada pasada y este año se ha convertido en una pieza clave en el esquema de Lampard.

Por otro lado, Abraham está siendo sin duda el jugador revelación del equipo. Después de marcar 26 goles la pasada campaña en el Aston Villa, el canterano ha vuelto a Londres con una mayor madurez. Ahora lee mucho mejor los partidos y está más acertado en la toma de decisiones. Acumula nada menos que 13 goles pero su cambio radica fundamentalmente en conceptos del juego. Los tres futbolistas ingleses han seguido el mismo patrón: salen cedidos, se curten en la Championship y vuelven al Chelsea como jugadores más hechos. Por el momento,  la jugada está saliendo redonda.

Por último, Pulisic es el caso más sorprendente. El estadounidense llegó este verano procedente del Borussia Dormunt como una estrella, pero el primer tercio de la temporada no contó en absoluto para Lampard. Sin embargo, todo cambió en Burnley, donde anotó un hat-trick. A partir de ahí, se ha convertido en titular indiscutible y actualmente se encuentra en un momento de forma extraordinario.

 

 

Jorginho, el cerebro blue

El mediocentro italiano es el jugador más valioso en este nuevo Chelsea. Desde su llegada el pasado verano, se convirtió en un fijo para Mauricio Sarri y ahora con Lampard su rol ha adquirido mayor protagonismo si cabe. Junto a Kanté o Kovacic en el doble pivote, Jorginho es el eje vertebrador del equipo. Organiza y dirige el juego como si de un director de orquesta se tratase. Además, es uno de los líderes indiscutibles del conjunto londinense y esta jerarquía se plasma en el campo, debido a que tiene máxima responsabilidad en la creación de las jugadas.

Asimismo, Jorginho actúa como sostén del equipo y al guardar más la posición le proporciona tanto a Kanté como Kovacic mayor libertad para llegar a zona de ¾. Si el Valencia consigue minimizar al italiano, las opciones de ganar el partido aumentarán considerablemente.

 

Ferrán Torres, la llave para el pase a octavos

Una de las debilidades palpables del conjunto blue se encuentra en el lateral izquierdo. Marcos Alonso, pieza clave tanto con Conte como con Sarri, ha pasado a un segundo plano con el técnico inglés y su rendimiento ha disminuido. Por otro lado, Emerson, competencia directa del español, ha conseguido disputarle los minutos y se ha hecho con la mayoría de titularidades en Premier League.

Con un  Marcos Alonso poco rodado y un Emerson con infinidad de carencias defensivas, el partido se presenta como una oportunidad de oro para que Ferrán Torres, que se encuentra en un momento encomiable, sea la llave que le dé al Valencia la clasificación a octavos el miércoles. La velocidad y el desborde del valenciano pueden ser la clave para hacer daño al Chelsea y el conjunto ché no lo puede desaprovechar.

Esta página web usa cookies. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cerrar