El fin de semana futbolero ha dejado al Valencia muy tocado. El injusto empate en Ipurúa y la victoria del Sevilla ante el Girona le han dejado a 12 puntos del conjunto hispalense, por lo que el objetivo del cuarto puesto está prácticamente descartado salvo cambio radical de dinámica por parte de ambos equipos, lo que parece más que improbable. Toca mirar al futuro y redefinir objetivos.

La lejanía con los puestos de Champions, no obstante, no significa dar la temporada por perdida, ni mucho menos. El Valencia está inmiscuido en tres competiciones, si la prioridad era el campeonato liguero, quizás haya que pensar en las dos competiciones de eliminatorias como la alternativa más factible para volver a Europa y crecer como entidad.

La Copa del Rey y la UEFA Europa League son dos competiciones estimulantes en las que el Valencia no es favorito, pero sí a las que debe presentar su candidatura. Roma no se construyó en un día y la mejor manera de volver a ser el club que un día se fue es volver a tocar metal, volver a ser bronco y copero.

Dar la temporada por perdida y desprestigiar ambas competiciones solamente puede avocar al conjunto de Mestalla a la más absoluta mediocridad. De hecho, las primeras piedras que puso el Atlético del Cholo para edificar su proyecto ganador y salir del ostracismo fueron ‘campeonar’ en la Europa League y la competición del K.O.

Todos estamos de acuerdo en que jugar cada año la Champions es vital a nivel financiero, pero esta regularidad está muy cara en un campeonato cada vez más competido y, bajo mi punto de vista, el Valencia solamente acabará volviendo al lugar que le corresponde -y con ello participar regularmente en la Champions- si se ‘acostumbra’ a levantar títulos.

La mala situación en la competición regular -en la que clasificarse para Europa es un imperativo si no se quiere regresar a los tenebrosos años de Neville, Ayestarán y compañía- abre a posibilidad de redefinir objetivos, plantear nuevos horizontes y reflexionar sobre la importancia de competiciones como la Copa del Rey y la UEL en el cometido de volver a construir un Valencia campeón.

Esta página web usa cookies. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cerrar