Etiquetas:

Mientras el combate por el campeonato del mundo de los pesos pesados entre George Foreman y Joe Fraizer paralizaba el mundo del deporte centrando todas las miradas, la Checoslovaquia de Antonin Panenka asestaba un derechazo que mandaba a la lona a la Naranja Mecánica de Johannes ‘Johnny’ Rep en la Eurocopa de 1976. Aquel partido, resuelto en la prórroga, sentó como un croché a la mandíbula de unos Países Bajos que esperaban redimirse de la fatídica derrota mundialista dos años atrás contra la Alemania de Franz Beckenbauer.

Aislado en la banda derecha por el entramado táctico de Václav Ježek, el extremo valencianista no fue capaz de cogerle el pulso al partido y acabó siendo sustituido pasada la hora de partido, firmando un triste epílogo a una temporada marcada por la irregularidad. La expulsión de Johan Neeskens dos minutos después del empate acabó condicionando a una Holanda sin colmillo cuyo estilo de asociación e intercambio de posiciones  se topó con la rudeza y verticalidad checoslovaca, que neutralizó a la perfección la brillantez de las ‘caras bonitas’ del combinado tulipán. Las diferentes previas, como la de Alfredo Relaño en El País, tildaron al equipo capitaneado por Johan Cruyff como la principal favorita, pero Checoslovaquia tenía otros planes y al día siguiente, la palabra “sorpresa” apareció en diferentes rotativos, como Las Provincias, para titular las crónicas.

Llegado desde el todopoderoso Ajax de los 70, la campaña de la Eurocopa de Yugoslavia-76 fue la primera de las dos en las que Rep vistió la zamarra blanquinegra y su fichaje se fraguó en busca de dar un estímulo a una afición huérfana de éxito desde la cosecha del título liguero de principios de década. El habilidoso futbolista de Zaandam venía de firmar un Mundial de mucho nivel y disparó la ilusión de una afición que, a pesar de no disfrutar de su plenitud futbolística, pudo atestiguar la gran calidad que atesoraba aquel extremo con apariencia de guitarrista pop-rock de la época.  

La exhibición contra el Barça de sus compatriotas Neeskens y Cruyff, que rubricó con un doblete, dio buena muestra de su potencial y levantó al graderío de Mestalla. Su inconmensurable calidad alcanzó una unanimidad prácticamente total entre la parroquia valencianista, que a pesar de la primorosa cifra de 22 goles en 55 partidos, acabó con la sensación de que el neerlandés “podía dar algo más”, tal y como señala Ciberche en el perfil de Rep.

Valencianista en un equipo histórico

Hay equipos que permean en el imaginario colectivo de los aficionados al fútbol, conjuntos que trascienden más allá del éxito porque su idea de juego quiebra los paradigmas y contribuye a la evolución del propio juego. Es el caso de la selección neerlandesa de los 70. Delanteros que bajan a recibir, laterales jugando por dentro, centrocampistas omnipresentes, extremos que se divorcian de la línea de cal y permutas de posición constantes que se tradujeron en una auténtica revolución balompédica de la que formó parte un jugador del Valencia C.F. como Rep, que en aquella ingeniosa y controlada anarquía táctica se convirtió quizás en el atacante con un perfil más específico.

Johnny se compenetraba a la perfección con Cruyff en la generación y el ataque de espacios, aportando velocidad y mucha pegada. Regresando a la jerga pugilística, como Muhammad Ali, Rep volaba como una mariposa y picaba como una avispa, firmando unos números que le acreditan como “el gol de la Naranja Mecánica”. En la Eurocopa del 76 anotó dos tantos y en los dos mundiales que disputó acumuló hasta 7 –según los datos de UEFA y FIFA-, siendo el máximo anotador de los Países Bajos en la historia de la competición, por delante de sus míticos compañeros de equipo y de otros goleadores como Dennis Bergkamp o Robin Van Persie, demostrando su idilio con el gol.  

Delanteros que bajan a recibir, laterales jugando por dentro, centrocampistas omnipresentes, extremos que se divorcian de la línea de cal y permutas de posición constantes que se tradujeron en una auténtica revolución balompédica de la que formó parte un jugador del Valencia C.F. como Rep, que en aquella ingeniosa y controlada anarquía táctica se convirtió quizás en el atacante con un perfil más específico.

Su encaje en aquella mítica selección la explica, consultado por ese medio, el periodista especializado en fútbol neerlandés, Álex Heredia: “La capacidad de Rep para interpretar el fútbol en las diferentes posiciones de ataque le hizo casar con la esencia del fútbol total” y apostilla que si no tenías las cualidades de adaptación y conocimiento del juego en los diferentes flancos “no podías formar parte de ese equipo”.

Exhibición contra Bélgica en cuartos

Las altas expectativas con las que los Países Bajos llegaron al duelo contra Checoslovaquia se cimentaban, sobre todo, por la gran eliminatoria que firmaron en el derbi del Benelux contra Bélgica. El equipo dirigido por George Knobel se impuso a sus vecinos por 5-0 en la ida y 1-2 en la vuelta con gol de Rep, firmando un contundente acumulado de 7-1 que ponía a la Oranje como una de las grandes favoritas para alzar el cetro continental.

Y pasar de lo alto de la montaña rusa tras ganar a los belgas en cuartos  a morder el polvo en semifinales contra Checoslovaquia. Su desempeño en aquella Eurocopa fue quizás la mejor metáfora de la temporada de Rep, su primera en Valencia, en la que maravilló a propios y a extraños cuando estuvo bien, pero en la que la irregularidad le acabó costando poder culminar y convencer totalmente. 

Compartir

Esta página web usa cookies. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cerrar