Etiquetas:

Si a un futbolista del Valencia C.F. le ha beneficiado el aplazamiento de la Eurocopa, ese ha sido Gabriel Paulista. El defensa central brasileño, que encara la recta final de sus trámites para obtener el pasaporte español, podrá competir en igualdad de condiciones con el resto de centrales para ganarse un puesto en la lista de Luis Enrique de cara a la cita continental. La competencia es importante, pero el hecho de que se posponga un año la competición le da la oportunidad de entrar en convocatorias previas a la definitiva, algo que no hubiese sido posible en condiciones normales, ya que en marzo se debía haber producido el último ‘parón’ de selecciones antes de la cita veraniega. 

El jugador valencianista ya ha aprobado los dos exámenes del Instituto Cervantes; el A2 de español y el de conocimientos constitucionales y socioculturales de España, por lo que el último trámite es el de jurar la Constitución, tal y como informó el Diario As. Una vez se produzca este hecho, Paulista será 100% seleccionable y podrá bregar por cumplir con su deseo de jugar con La Roja. El defensor blanquinegro ha tomado la decisión en firme y, de hecho, afirmó después del partido contra el Lille en Champions que declinaría una llamada de la Selección Brasileña si se produjese.

“Si Luis Enrique quiere y cree que soy jugador para ayudar a su equipo, estaré a su disposición. Yo quiero mucho”, reconoció también después de disputar la Supercopa de España. Toda una declaración de intenciones que no pasó inadvertida para Luis Enrique, que recogió el guante y le abrió las puertas a meterse en la terna de centrales que concurrirán por un puesto en la Eurocopa: “Estoy pendiente de cualquier jugador que pueda ser seleccionable y Paulista está en una gestión que puede que lo sea”, explicó, tal y como recoge el diario El Mundo.

Está en el mejor momento de su carrera

Gabriel ha encontrado el lugar y el entorno en el que desarrollar su mejor fútbol. Una vez dejado atrás el calvario de las lesiones que le persiguió durante su estadía en el Arsenal, el central se ha convertido en un futbolista capital en el Valencia C.F. gracias a su compromiso y buenas actuaciones. Recientemente declaró en VCF Media que le gustaría ser uno de los capitanes del equipo y el club, de hecho, quiere renovarle el contrato según han informado diferentes medios.

Con Marcelino García Toral se convirtió en uno de los mejores defensores del campeonato y esta campaña, a pesar de los titubeos defensivos del equipo, Paulista ha rendido a un nivel alto. Futbolista temperamental, que no se arruga a la hora de ir al duelo y con un fuerte carácter, ha mejorado también en las últimas temporadas aspectos como la colocación y la serenidad, siendo un defensor que necesita hacer menos faltas para recuperar la pelota. Según un informe del portal BeSoccer, hasta el partido contra el Betis, penúltimo antes de que se detuviese la Liga, promediaba una falta cada 13 recuperaciones, el mejor del campeonato. Por poner en contexto, Sergio Ramos, capitán de la Selección, hace una falta cada tres recuperaciones.

En aspectos como la salida de pelota, fundamental para el estilo de juego de La Roja y que no era uno de sus principales fuertes cuando llegó al Valencia, también ha experimentado una ostensible mejoría. Actualmente promedia, según el portal estadístico WhoScored, un 88,7% de acierto en el pase, lo que le coloca como el 14º mejor jugador de todo el campeonato de Liga en este registro y el segundo mejor central de entre los seleccionables por España, solamente superado por Sergio Ramos con un 90’7%.  

Una demarcación clave

Para Luis Enrique, la posición de central es clave de cara a articular su fútbol. “Les suelo pedir mucho. Primero, porque nosotros intentamos salir jugando desde atrás y eso implica asumir algunos riesgos. Con lo cual hay que convencer al jugador y darle la confianza. En nuestro sistema es una posición muy comprometida y eso implica tener un rol importante. Es importante la capacidad de liderazgo”, afirmó el técnico en rueda de prensa, tal y como recoge Mundo Deportivo.

Sobre las funciones que debe desempeñar un defensa central en su sistema de juego, el preparador asturiano fue más allá: “Como normalmente nosotros solemos tener el balón en campo contrario, un consejo genérico podría ser que estén muy atentos a las vigilancias, que estén muy atentos a los posibles contragolpes, que estén muy atentos a las coberturas, que presionen, que adelanten la línea, que sigan a los delanteros cuando presionen… Muchas cosas”.

Concentración, capacidad de corrección y de marcaje son características que reúne Gabriel Paulista, pero también sus competidores. Después de varios años con cierta escasez de centrales de alto nivel, España cuenta ahora con una poblada nómina en esta zona, por lo que el defensor valencianista tendrá unos rivales de alto nivel y en clara trayectoria ascendente. Contando a Ramos como un fijo en los planes del seleccionador, para los otros tres puestos el combinado nacional cuenta con alternativas como Pau Torres, Íñigo Martínez, Yeray Álvarez, Marc Bartra, Diego Llorente e incluso Raúl Albiol, a pesar de que esperar un año más le perjudica por su edad.

El ‘5’ del Valencia vive su cénit como futbolista, ha apostado muy fuerte por vestir los colores de La Roja y ya sabe lo que Luis Enrique quiere de un central.  A causa de la trágica enfermedad que ha hecho parar al mundo del fútbol, tendrá una temporada entera -además de lo que resta de la presente- para demostrarle al seleccionador que puede ser su hombre en la retaguardia para tratar de asaltar Europa.

 

Ya ha aprobado los dos exámenes del Instituto Cervantes; el A2 de español y el de conocimientos constitucionales y socioculturales de España. El último trámite es el de jurar la Constitución

Si Luis Enrique quiere y cree que soy jugador para ayudar a su equipo, estaré a su disposición. Yo quiero mucho

Gabriel Paulisa

Estoy pendiente de cualquier jugador que pueda ser seleccionable y Paulista está en una gestión que puede que lo sea

Luis Enrique

AMPLIACIÓN: Gabriel Paulista no sería el primer valencianista nacido fuera de España en vestir ‘La Roja’

El pionero en estas lides fue el paraguayo Vicente Anastasio Jara en un partido contra Eire en 1966 –que de hecho fue el primer partido de Eurocopa jugado en Mestalla– y tras él lo hicieron también el argentino Óscar Rubén Valdez y su actual compañero, el hispano-brasileño Rodrigo Moreno. El argentino Juan Antonio Pizzi también fue llamado por el combinado nacional a finales de los 90, cuando militaba en el FC Barcelona.

Compartir

Esta página web usa cookies. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cerrar