Etiquetas:

La Eurocopa de 2004 en Portugal supuso una decepción para la afición española. El combinado de Iñaki Sáez llegaba con una plantilla repleta de grandes jugadores y que tenía mimbres para aspirar a llegar a cotas más altas, pero que sucumbió tempranamente en fase de grupos. En medio de las sombras emergió la luz con la que brilló aquella temporada Vicente Rodríguez, que a pesar de firmar importantes actuaciones no evitó el descalabro. Aquella fue su primera gran competición como internacional, pero a causa del calvario de lesiones que padeció, tuvo que ser la última.

La carrera del ‘Puñal de Benicalap’ estaba llamada a ser la de un aspirante a todos los títulos colectivos e individuales. Con tan solo 23 llegó a acumular 38 internacionalidades y demostró unas cualidades que le colocaron como un jugador de consenso para todo el Viejo Continente. La FIFA lo colocó como uno de los tres mejores jugadores del planeta la temporada del ‘doblete’ y de la Eurocopa, un estado de forma que el Valencia C.F. pudo exprimir al máximo para alcanzar el éxito por partida doble, pero que no fue suficiente para que España cambiase su suerte.

El atacante valencianista llegaba lanzado a la competición, dispuesto a seguir marcando las diferencias desde el costado izquierdo del campo, ahora con la camiseta roja. Aquella temporada los entrenadores de la Liga lo nombraron el mejor jugador español del campeonato, por delante del madridista a Raúl. A nivel estadístico, según Ciberche y UEFA, sumó 15 goles y 10 asistencias, firmando lo que en la jerga del baloncesto se conoce como ‘doble-doble’, es decir, cifras de dos dígitos en tantos y pases de gol, guarismos muy altos para un jugador de banda y que le señalaban como un atacante muy completo: “Tiene disparo y calidad para los centros, controles y tiros”, explicó su entrenador, Rafa Benítez, en una entrevista en El País.

Vicente Rodríguez en Mestalla durante la fase de clasificación. Fue el mejor jugador de España en la Euro de 2004. Foto: Copyright RFEF

A pesar del fatal desenlace, la Eurocopa empezó bien para La Roja, que venció a Rusia en el primer encuentro con una actuación soberbia del extremo valencianista, que asistió a Fernando Morientes en el único gol del equipo. “El peligro español del comienzo del partido tuvo nombre: Vicente Rodríguez. El ex extremo izquierdo del Valencia CF demostró de nuevo que es el hombre que más en forma estaba dentro del grupo de Sáez. Desbordó una y otra vez a Vadim Evseev y los rusos solamente pudieron frenarle con entradas”, relata la crónica de la UEFA. Al finalizar el partido, de hecho, le dieron el premio de Man of the match.

Contra Grecia el partido fue más duro, pero la Selección gozó de las mejores oportunidades. El técnico heleno quiso bloquear el juego interior de España, que atacó constantemente por el costado de Vicente en busca de una victoria que les clasificase para la siguiente ronda del campeonato. Los de Sáez dispararon, según la UEFA, ocho veces por las cuatro de los griegos y practicaron un asedio final intentando decantar la balanza. “Recuerdo el partido contra Grecia que empatamos a uno y fuimos mucho mejores que ellos, pero cuando no entra el balón o tienes un mal día en una competición como la Eurocopa caes”, explica David Albelda en una entrevista para este medio.

En la última jornada tuvo lugar un duelo a vida o muerte con Portugal, la anfitriona, que fue mejor que España. Los lusos contaban con un joven Cristiano Ronaldo, Deco, Rui Costa o Figo, un elenco de estrellas que llevó a los portugueses a la final. El conjunto español tuvo su mejor ocasión en la cabeza de Juanito a centro de Vicente, pero el combinado de Luis Filipe Scolari fue mejor sobre el terreno de juego.

El Valencia fue el que más jugadores llevó

Además de Vicente, a esa Eurocopa fue un nutrido grupo de valencianistas. Santiago Cañizares, Carlos Marchena, Rubén Baraja y David Albelda también estuvieron presentes. La presencia blanquinegra pudo ser incluso más grande, pero el seleccionador no convocó a Mista a pesar de haber sido el máximo goleador nacional aquella temporada. El Valencia C.F. fue galardonado con el premio al mejor equipo del mundo de 2004, según la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), algo que se vio reflejado también en la lista de Iñaki Sáez. A excepción de Cañizares, que llegó como rol de portero suplente, el resto tuvieron un papel destacado en los onces titulares, pero aquella España no tenía el poso y la identidad ganadora con el que sí contaba el equipo de Benítez.

A pesar del mal papel de España, los valencianistas, y en especial Vicente volvieron de Portugal con su figura más reforzada si cabe. El jugador valenciano demostró su alto nivel futbolístico independientemente del contexto, el equipo y la competición, pero solamente unos meses después, en un partido en Bremen de la UEFA Champions League, se produjo la lesión que frenó su meteórica carrera y que le impidió volver a recuperar su mejor versión, y con ello, lastró su presencia en más Mundiales o Eurocopas. Él mismo explicó en una entrevista al Diario As que si no llega a ser por las lesiones hubiese sido internacional unas 70 u 80 veces. “Pero a mí me tocó sufrir”, confesó amargamente. 

Albelda fue titular indiscutible

David Albelda fue otro de los cinco convocados del Valencia C.F. para esa Eurocopa y jugó de inicio en todos los partidos. El rumbo de España en aquella competición lo explica en una entrevista concedida a este Especial de Valencianistas en la Eurocopa

Compartir

Esta página web usa cookies. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cerrar