Etiquetas:

Andoni Zubizarreta consiguió en Wembley lo que muy pocos porteros en la década de los 90: parar a Alan Shearer. El guardameta vasco, de hecho, fue el único de toda la Eurocopa de 1996 que consiguió dejar sin marcar al delantero del momento, que perforó sin piedad la red en los otros cuatro partidos que disputó en aquella competición, hasta finalizar como máximo goleador. Inglaterra pudo batir finalmente a España en los penaltis en un encuentro polémico y de regusto amargo, pero el duelo del área se lo llevó el entonces arquero del Valencia C.F.

El ariete británico llegaba lanzado al choque tras hacerle un doblete a los Países Bajos, batiendo a uno de los metas de moda como Ewin Van der Sar y dando una sensación de superioridad aplastante. En la previa del partido, no obstante, el mítico exfutbolista del FC Barcelona y Leicester entre otros, Gary Lineker, alertaba a los suyos en la BBC: “El jugador más importante de España puede ser Zubizarreta, tendrá un trabajo específico y puede ser el hombre clave para España”. Y no se equivocó. 

‘Zubi’ firmó una actuación extraordinaria realizando grandes intervenciones ante la potente línea ofensiva inglesa. Ni Teddy Sheringham, ni Paul Gascoigne, ni Alan Shearer pudieron con él. A este último, de hecho, le negó su quinto gol en la competición con una mano sensacional en la primera mitad, una acción que el propio Shearer recordaba en el post partido con los periodistas: “Tuve una muy buena ocasión, pero Zubizarreta demostró que es un gran portero”. Tanto prensa como rivales elogiaron su actuación durante 120 minutos en los que puso, junto a la notable actuación de su defensa, el cerrojo a la portería.

Sobresaliente. Eficaz en las intervenciones por alto y por bajo. Seguro de sí mismo. En los penalties estuvo vendido

Vicente Furió

Valoración en Las Provincias, 1966

El duelo se acabó resolviendo desde los once metros y los jugadores españoles terminaron abatidos en un partido en el que se vieron superiores a la selección anfitriona. “Parece que la desgracia está con nosotros en momentos clave. Sólo eso, y la lotería de los penaltis, nos ha impedido escribir una página brillante para el fútbol español. Es una injusticia”, relataba entre lágrimas el propio Zubizarreta, que apostilló que el equipo había demostrado estar “entre los mejores”, tal y como recogía Las Provincias en aquella triste noche para el balompié español.

Una gran Eurocopa de un gran portero

Aquella fue la penúltima gran cita de Zubizarreta como portero de la Selección. El de Vitoria venía de firmar un muy buen año con el Valencia C.F. de Luis Aragonés y en Inglaterra prorrogó su buen estado de forma enfrentándose a los mejores delanteros del continente. En la fase de grupos también sorteó escollos importantes, pero su mejor encuentro lo firmó ante la Francia de Youri Djorkaeff y Zinedine Zidane, contra la que el combinado español salvó un empate que le hacía depender de sí mismo contra Rumanía para pasar a cuartos. La leyenda del valencianismo Antonio Puchades analizaba el partido en el diario Levante EMV y atestiguaba que España había conseguido empatar “gracias a los cambios y a Zubizarreta”. En el propio rotativo valenciano valoraron su encuentro de la siguiente manera: “Notable. Nada pudo hacer en el gol encajado. Supo responder en el primer tiempo a un remate de Guerin. Impuso su autoridad en el área y demostró que es el mejor portero de España”. 

A sus 35 años llegó a la Euro96, tal y como apunta el analista y periodista de Superdeporte, César Izquierdo, como “uno de los jugadores de confianza de Javier Clemente” e hizo una demostración de sus capacidades como guardameta. “Quizás no era un portero demasiado vistoso para el gran público, pero era muy seguro bajo palos. Basaba sus fuertes en la colocación, la experiencia y el conocimiento de la portería y el juego”, analiza Izquierdo consultado por este medio. “Dominaba muy bien el registro aéreo y tenía buenos reflejos a pesar de su envergadura”, añade Pablo Leiva, especialista en análisis táctico y también periodista en SUPER.

En la misma línea, el periodista valenciano Alberto Santamaría, señala que el vasco fue un portero “sobrio y seguro” y que marcó una época en todos sus equipos, incluido el Valencia C.F., que pudo contar con “uno de los mejores porteros del fútbol español”.

 

Zubizarreta, que era de una generación anterior a la mía, como a los grandes porteros en España, siempre lo he admirado y aprendido de él. 

Santi Cañizares

Excompañero de Zubizarreta

Alan Shearer, un delantero ‘Top’

Para entender la magnitud de frenar a Alan Shearer aquel año hay que remitirse a los guarismos que el atacante inglés consiguió en la última década del pasado siglo y conocer bien sus registros como delantero. El ariete llegaba a la cita internacional tras marcar 31 goles en 35 partidos para convertirse en ‘Top Scorer’ de la Premier League por tercer año consecutivo con el Blackburn Rovers, una temporada después de hacerle campeón de la liga inglesa. “Era un futbolista capaz de transformar a un equipo normal en el campeón de Inglaterra”, relata César Izquierdo, que apostilla que de fuera de España lo recuerda como el mejor delantero del mundo junto a Gabriel Batistuta y George Weah.

Tras la disputa de la competición le llegaron ofertas muy suculentas y el Manchester United de Sir Álex Ferguson pugnó con el Newcastle United por él. A pesar de que los red devils eran el equipo más poderoso de Gran Bretaña, el jugador se decantó por las urracas y él mismo explicaba sus motivos a la BBC: “si no fuese por mi amor al Newcastle habría jugado para Sir Alex. Estaba tan cerca que incluso había encontrado una casa en Mánchester”. Sobre esto Izquierdo nos explica que Shearer guio su carrera “por el corazón”, pero que eso le hizo “mega ídolo” en Newcastle, que le hizo el jugador más caro de la historia en su momento pagando 15 millones de libras a los Rovers. Su carrera siguió siendo muy prolífica y acabó marcando, según FOX Sports, 260 goles en la Premier League, un registro que todavía le mantiene como el máximo anotador de la historia del que es para muchos el mejor campeonato doméstico del mundo.

Era un rematador muy completo, muy vivo, muy listo, dominaba todo tipo de remates, bien de cabeza, se desmarcaba bien en el área pequeña y era capaz de sorprender por su gran disparo de media distancia. Lo podríamos comparar con Harry Kane, no era rápido como Owen, ni de tirar desmarques al espacio, sino más bien un ‘9’ clásico y de referencia. Una de las claves era su capacidad para intimidar al rival. Tenía el gol dentro

César Izquierdo

Análisis técnico de Alan Shearer

Era un delantero centro con unos desmarques espectaculares, con un abanico de remates muy amplio, grandes remates de cabeza, goles al primer toque con las dos piernas, en el mano a mano con el portero también era muy bueno. No era un futbolista demasiado dotado técnicamente fuera del área, no la cogía en el centro del campo y se regateaba 4 jugadores, pero en el área era letal

Pablo Leiva

Análisis técnico de Alan Shearer

Y contra semejante goleador, el que no se achantó fue Zubizarreta. El guardameta vasco le dio a la portería de la Selección una estabilidad de la que actualmente no goza de cara a afrontar la próxima Eurocopa. Tres Eurocopas y cuatro Mundiales a sus espaldas antes de ceder el testigo a Santi Cañizares le acreditan como uno de los mejores cancerberos de la historia de este país que, a pesar de retirarse con un sonado error contra Nigeria, “era un portero espectacular y que merece que se le recuerde como tal”, sentencia Leiva.

Otro valencianista a las puertas de reinar en Wembley

Zubizarreta hizo un partidazo y se quedó a las puertas de salir a hombros de Wembley. Casi 30 años atrás Poli experimentó una sensación muy similar. 

Compartir

Esta página web usa cookies. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cerrar